spanner Buscador de piezas
chevron-down

TU COCHE, TU HISTORIA – PARTE 4 El VW T3: El ultimo Bulli real

El VW T3: El ultimo Bulli real

Hay una autocaravana más querida que la Volkswagen "Bulli"? Fabricada entre 1950-1992 en tres versiones clásicas (T1, T2 y T3), este vehículo alemán se ha ganado un seguimiento de culto, convirtiéndose en un símbolo de la contracultura de la década de 1960. A pesar de estar fuera de producción durante casi 30 años, la popular "Bulli" todavía se puede ver con regularidad, explorando trillados caminos en todo el mundo y trayendo nostálgicos recuerdos de viajes de campamento y vacaciones de la infancia para muchos que se la encuentran. Únase a nosotros en la cuarta entrega de nuestra serie de blogs que se centra en los vehículos clásicos que adoran nuestros empleados.

La "última verdadera Bulli"

Para Livio Stella, experto en desarrollo de líneas de producto Aftermarket EMEA en NGK SPARK PLUG EUROPE GmbH, los coches clásicos han jugado un papel importante desde que tiene memoria. “Soy un apasionado de los coches clásicos desde mi infancia. Cuando me convertí en un adolescente, ya estaba trabajando en motocicletas y automóviles como mecánico aficionado ”, dice.

Este interés permaneció en él cuando se hizo adulto. No solo consiguió un empleo en la industria del automóvil, sino que también comenzó a tener autos clásicos él mismo; finalmente culminando con la compra de una Volkswagen T3. Construida entre 1979-1992, la T3 fue la sucesora de la T1 y T2, una serie de vehículos muy queridos que se fabricaron entre 1950-1979.

Apodado "Bulli" en Alemania, el nombre es un acrónimo de las palabras "Bus" y "Lieferwagen" (camión de reparto), la T3 es considerada por muchos fanáticos de Volkswagen alemanes como la "última Bulli real". “Esto se debe a que, al igual que la T1 y la T2, la T3 tenía su motor en la parte trasera. Mi T3, o 'Abdully' como la he bautizado, (la unión de 'Abdul' y 'Bulli') se fabricó en 1988 y puede transportar hasta nueve pasajeros, por lo que ciertamente podemos calificarla como una autentica 'Bulli' ", dice.

Si bien la T1 y la T2 han incrementado su valor, alcanzando los 100.000 € aproximadamente, la T3 es mucho más asequible, aunque también ha experimentado un aumento de valor en los últimos diez años; algo que puede explicarse por su factor de culto cada vez mayor. “Compré la mía en Alemania. Obviamente sabíamos que había venido de Serbia por las placas de matrícula. Conseguí un buen trato, lo que me hizo muy feliz ”, dice.

El óxido nunca duerme

Con una variedad de versiones diferentes que incluyen la 'Caravelle', la 'Multivan', la 'Doka', la 'Club Joker', la 'Bluestar', la 'Carat', etc., los propietarios de la “Bulli” se consideran miembros de un exclusivo club y no es raro ver a los conductores saludarse cuando se cruzan en la carretera, incluso si están conduciendo diferentes modelos de T3.

Sin embargo, poseer una T3 no es lo único que los miembros de este "club Bulli" tienen en común. Los altos niveles de mantenimiento, los regulares costos de reparación y la amenaza continua de óxido son problemas  rutinarios que todos los propietarios de las T3 tienen que soportar.

El óxido, en particular, es notorio entre los propietarios de la T3. Esto se debe a que, durante la producción, la carrocería del vehículo se soldaba con piezas individuales de chapa, creando óptimas condiciones para que se formase óxido en las costuras.

Para muchos propietarios de la "Bulli", los costos de restauración y mantenimiento pueden incluso superar el coste original del vehículo. Livio, sin embargo, fue uno de los afortunados. “A diferencia de muchos otras T3, el chasis y la carrocería del vehículo que compré estaban en excelentes condiciones. El motor y el interior, en cambio, estaban en mal estado, y la pintura estaba en un estado terrible, por lo que requirió mucho trabajo cuando la conseguí ”, informa.

Un hobby que vale la pena

Aunque pueda parecer extraño para muchos, los aspectos de mantenimiento regular que conlleva ser dueño de una "Bulli" son parte del atractivo de Livio y compañía. “Cuidar a 'Abdully' lleva entre tres y diez horas a la semana. Por suerte para mí, mi esposa me apoya mucho en mi pasatiempo y mis vecinos tienen mucha paciencia. Es un hobby muy agradable. Me siento muy afortunado de que mis pasiones como la velocidad, las carreras y los coches antiguos jueguen un papel importante tanto en mi vida profesional como privada ”, dice.

Sobre el tema del encendido, no sorprende saber qué equipamiento utiliza para su vehículo diésel. “Instalé calentadores Y-918J de NGK SPARK PLUG, el principal especialista mundial en encendido y sensores. A la hora de generar el encendido perfecto para cada vehículo, sin importar su antigüedad, ninguna empresa se acerca a la que yo trabajo en términos de calidad y cobertura ”, informa.

Livio se enorgullece de decir que realiza todas las tareas de mantenimiento relacionadas con 'Abdully' por su cuenta, evitando la ayuda de profesionales. “Este pasatiempo es puramente para mí. A diferencia de muchos vehículos clásicos o antiguos, mi T3 es adecuada para el uso diario, los 12 meses del año, por lo que siento que estoy haciendo un buen trabajo por mi cuenta ”, dice.

El siguiente en nuestra serie de blogs será un BMW M3 3.2 1997