spanner Buscador de piezas
chevron-down

slashes¡Comienza la temporada de la motocicleta! Como prepararse para su primer paseo!

 

¿Puedes sentir las ganas de coger la moto cuando los primeros rayos de sol derriten lentamente la nieve y empiezan a aparecer nuevos brotes de primavera? ¿Puedes imaginar oír el rugido de su motor y sentir la brisa en tu cara? Como motero, es probable que estés contando los días hasta que puedas sacar tu moto en tu primer viaje de la temporada. Ya sea tarde o temprano, este es nuestro consejo: ¡aprovecha el tiempo para preparar tu moto para el verano! ¿Cómo? Simplemente sigue la lista de verificación de nuestro experto Kai Wilschrei, Gerente de Servicios Técnicos de Aftermarket de EMEA en NGK SPARK PLUG EUROPE.

 

1.    Despertar y brillo

En primer lugar, retira la funda y limpia la película protectora que utilizaste para conservar el delicado cromo u otras superficies metálicas durante el invierno. Usa un paño seco y suave y un aceite multiuso. Tu moto valorará el cuidado extra resplandeciendo con gran brillo.
 
2.    Todo inflado

En segundo lugar, comprueba el dibujo y la presión de los neumáticos y, si es necesario, infle o desinfle según el manual de usuario. Si un neumático ya se ha utilizado durante un largo período (4-6 años), es recomendable sustituirlo antes del inicio de la temporada.

    Consejo de experto: si compraste una moto de segunda mano o si olvidaste la fecha del último cambio, a continuación te indicamos cómo averiguar la antigüedad de los neumáticos: consulta el número "DOT", que consta de letras y números a los lados del neumático; Especialmente en los últimos cuatro dígitos. Los dos primeros indican la semana y los dos segundos el año de fabricación.

3.    Revisa las palancas

Compruebe todas las palancas, el puño del acelerador, la maneta del embrague, la palanca de cambio y las palancas de freno. ¿Funcionan como deberían? ¿Funcionan fácilmente? ¿Tienen el juego necesario?

4.    Conéctate
A continuación, instala y conecta la batería cargada y probada. Una batería completamente funcional es la clave. Asegúrate de analizarla con un comprobador de baterías y reemplazala si se diagnostican problemas de carga. Antes de instalar la batería, verifica también los conectores de sus cables. Si tienen alguna corrosión, límpialos con un cepillo de alambre. Esto asegurará que tu batería se conecte bien con el sistema eléctrico de tu moto. Para evitar la futura corrosión, puedes aplicar "grasa especial para bornes de batería". Cuando instales la batería, simplemente deslízala en su lugar y conecta los cables a los terminales. Importante: Asegúrate de colocar primero el lado positivo y luego el lado negativo. Luego, coloca todo en su lugar usando la cinta de sujeccion de la bateria y vuelve a instalar el asiento de la moto, si fue retirado.
 


5.    ¿Todo encendido?

Comprueba las luces delanteras y de cruce, la luz trasera, la luz de freno, los intermitentes y la bocina. Conecta el encendido. Verifica el funcionamiento de todos los testigos indicadores, especialmente los de la presión del aceite y el generador.

6.     Empieza a rodar

Arranca el motor, espera a que la luz de presión de aceite se apague y déjalo funcionar en punto muerto. Si el tanque se ha llenado hasta el borde con combustible nuevo antes de dejar que la motocicleta hiberne durante los meses de invierno (como debería ser), no debería haber ningún problema con los arranques en frío. Al llenar el tanque por completo, se asegura de que no quede espacio vacío en el interior para que los componentes volátiles del combustible se evaporen. Pero si el tanque solo estaba parcialmente lleno, el combustible debería ser reemplazado. “Los residuos del combustible viejo pueden formar una capa electro conductora, lo que hace que el voltaje de encendido se desplace a lo largo del aislador y el casquillo de la bujía hacia la tierra. Depósitos como este son casi imposibles de eliminar y no siempre son visibles a simple vista. Entonces, incluso si una bujía se ve bien, reemplazarla podría ser la única solución si tu motocicleta  no arranca después del invierno”, explica Kai Wilschrei de Servicio Técnico.

Cuando cambies tu bujía, considera la opcion de montar las bujías Iridium IX en lugar del tipo normal de "níquel". “Las bujías de encendido de 2 ruedas NGK Iridium IX de alto rendimiento fueron diseñadas específicamente para motocicleta. Ofrecen un rendimiento de arranque optimizado con arranques en frío sin problemas, ya que el hollín ya no es un problema ", revela el experto. "Además, pueden cubrir al menos el doble del kilometraje de las bujías de níquel convencionales".
La característica distintiva de las bujías NGK Iridium IX es su electrodo de iridio soldado con láser. Iridium es un metal de alta tecnología que ofrece un rendimiento de encendido absolutamente excepcional, tanto en las competiciones de motor como en la conducción diaria. Es la razón por la cual los fabricantes están eligiendo cada vez más las bujías de iridio como estándar.

Cuando el motor esté en marcha, realica una prueba corta dando una vuelta a la manzana. Mientras conduzcas, presta atención a la suspensión y la absorción de los baches. Después de iniciar la marcha en una motocicleta  con ABS, el testigo de control en el cuadro debe apagarse inmediatamente después de comenzar. Ten cuidado al utilizar los frenos por primera vez. Pueden reaccionar de manera diferente a lo normal, ya que una capa delgada de óxido puede haber cubierto los discos o tambores.

7.    Rellenar los fluidos.
De vuelta en casa, vuelve a colocar la moto en su caballete principal y, mientras el motor aún está a la temperatura de funcionamiento, verifica que los liquidos se han rellenado a los niveles correctos.

El nivel de aceite del motor debe estar entre las marcas mínima y máxima.

Los otros fluidos también deben revisarse: el aceite de la transmisión (si está separado del aceite del motor), el refrigerante (en motores refrigerados por agua) y el líquido de frenos. Si es posible, use un tester  para verificar el contenido de agua del líquido de frenos. Si el contenido de agua en el liquido es demasiado alto, podría hervir cuando los frenos se calientan, lo que puede reducir o incluso causar una pérdida total de la potencia de frenado. Es muy recomendable cambiar el líquido de frenos al menos cada dos años.

También se recomienda inspeccionar todos los circuitos para detectar posibles fugas (tapón de drenaje de aceite, deposito de líquido de frenos, radiador, tornillo de purgado en las pinzas, retenes de la horquilla y los amortiguadores traseros).

¿No hay problemas en el horizonte? ¿Todo listo? ¡Entonces disfruta de tu primer viaje y mantente seguro!