spanner Buscador de piezas
chevron-down

EL INCOMBUSTIBLE CHRISTOPHER CAMPBELL ENCANTADO DE COMPETIR EN LA PRÓXIMA TEMPORADA GT4

En NGK SPARK PLUG, el especialista líder mundial en encendido y sensores, estamos muy emocionados de ver las carreras de motor, en todas sus excelentes formas, regresar a las pistas este verano. Compartiendo este entusiasmo está el embajador de la marca de nuestra compañía Christopher Campbell, quien, a partir del próximo mes, quemará goma en el Campeonato Francés GT4 para el equipo de competición CMR. Hablamos virtualmente con un hombre de 52 años desde su casa en el hermoso lago Saint-Pardoux, donde compartió muchas historias interesantes sobre su vida y su carrera en la competición.

Una vida menos ordinaria

Con una exitosa carrera como piloto e instructor de carreras, uno podría pensar fácilmente que Christopher Campbell había planeado todo desde el principio. Por el contrario, su entrada en el mundo de las carreras se produjo por casualidad.

Después de una temporada estudiando en los Estados Unidos, donde perfeccionó sus instintos competitivos sobresaliendo en variedad de deportes, Christopher regresó a su Francia natal para hacer su servicio militar. Allí, fue enviado a la Armada francesa, convirtiéndose en buzo.

La experiencia le consiguió un trabajo de la variedad más exótica. "Después de dejar la marina, trabajé durante cuatro años como buzo profesional para una compañía de búsqueda de tesoros", dice. Durante este período, fue enviado a muchas misiones emocionantes, destacando dos restos de la costa de Mauricio. “Los primeros restos fueron los más interesantes. Se hundió en 1615 y contenía 90,000 platos de porcelana Ming. Para un joven de 20 años, sin duda fue una aventura muy emocionante”, exclama.

En la pista

Con más efectivo del que esperaba tener a una edad tan temprana, Christopher decidió satisfacer sus impulsos competitivos comprando un coche de carreras; comenzando así el largo camino de su relación con la competición.

Después de dos años de carreras, Christopher se graduó en la Porsche Cup francesa, que es donde realmente comenzó su carrera profesional. Desde entonces, ha disfrutado de una buena cantidad de momentos destacados detrás del volante, persiguiendo victorias como si hubiera perdido un tesoro. "Mi momento más memorable fue mi primera victoria en la Copa Porsche en 1997, frente a algunos pilotos de Fórmula 1 y Fórmula 3000 muy famosos", cuenta con orgullo.

Otros logros que sobresalen incluyen competir en las 24 horas de Le Mans en 2005 en un equipo "muy bueno" con un ex campeón mundial de esquí convertido en piloto de carreras Luc Alphand, así como ganar el campeonato francés de GT 2007 - GT3 en un Ferrari F430 para el equipo AS Events.

Un competidor natural

Para Christopher, la "competición" y la "presión que se acumula durante una carrera" son los aspectos más satisfactorios de éstas. Esto se resume durante la calificación. “La calificación es un gran momento porque realmente tienes que concentrarte. Estás solo contigo mismo y tienes que hacer lo mejor que puedas en dos o tres vueltas. Es un momento muy corto en el que tienes que darlo todo ", dice.

Aunque ha tenido muchas experiencias positivas durante el tiempo que participó en las carreras, también ha tenido algunas decepcionantes. Una muy importante fue en 2010 cuando, mientras trabajaba como team manager de un equipo de carreras, los propietarios del equipo "desaparecieron", dejando al resto del equipo en un dilema financiero. La experiencia estresante dejó a Christopher desilusionado con el deporte, lo que le hizo retroceder para enfocarse en otros intereses.

Sin embargo, este período fuera de las carreras no debilitó ninguno de sus instintos competitivos. En lugar de relajarse, utilizó el tiempo para llevar su cuerpo al límite en una serie de competiciones de natación, surf y carrera de montaña. "Participar en estos eventos ciertamente me ayudó a mantenerme en forma y ser competitivo en mi cabeza durante mis 10 años fuera de las carreras", confirma. "El ejercicio también ha sido útil durante el encierro de Covid-19 en Francia", agrega.

Durante su tiempo fuera de las carreras, también centró sus energías en construir su perfil como instructor de pilotos de competición, que hoy es su principal y muy satisfactoria ocupación. “Fui una de las primeras personas en Francia en obtener un diploma en esta área en 2005. Entrenar en los circuitos es el corazón de mi trabajo. De hecho, es muy gratificante cuando los pilotos que entrené logran el podio ”, dice.

Volver a la pista

Después de una década lejos del automovilismo, Christopher regresó de forma poco probable a la pista. Las reglas del Campeonato de Francia de GT4 permiten que un equipo presente a un piloto aficionado y uno profesional, y desde que cumplió 50 años, Christopher ha sido designado como aficionado, aunque "con mucha experiencia". Animado por "amigos, socios y el mundo de las carreras francesas en general", comenzó a considerar su regreso y una vez que se encontraron algunos patrocinadores adecuados, se convirtió en una decisión fácil.

Con una emocionante asociación con NGK SPARK PLUG, una compañía que cree que coincide con su "pasión por los automóviles, la competición y las carreras", Christopher espera con ansias el Campeonato Francés GT4 que comenzará el 24 de agosto. Después de una temporada difícil el año pasado, en la que aseguró una pole position y una victoria, ha cambiado de equipo y de coche, compitiendo esta temporada para el reconocido equipo francés, CMR. El equipo competirá con dos Toyotas y dos Alpines, con Christopher pilotando uno de los Alpines. "Tenemos grandes expectativas esta temporada, el objetivo es ganar carreras y aspirar al campeonato", nos dice.

También está entusiasmado con su nuevo compañero de equipo, que no será otro que Nicolas Prost, hijo del famoso piloto francés de F1 Alain Prost. “Nicolas corrió Le Mans unas 12 veces con Rebellion Racing, que es un gran equipo. También ganó carreras en la Fórmula E, por lo que es un piloto muy exitoso y competitivo ", dice entusiasmado.

Con su participación en las carreras de nuevo, el futuro parece positivo para Christopher. Sus planes inmediatos incluyen: “Ganar una carrera el primer fin de semana de la próxima temporada GT4 porque nos pondría en la dirección correcta para el campeonato. De lo contrario, deseo seguir construyendo el perfil de mi trabajo como instructor de conducción de competición".

"En NGK SPARK PLUG, estamos encantados de colaborar con un piloto como Christopher Campbell", dice Nicole Rößler, directora de comunicaciones regionales y  MarCom EMEA en NGK SPARK PLUG EUROPE GmbH. Nos apasiona desarrollar la tecnología de ignición óptima que se adapte a las necesidades de cada motor propulsado por combustible, razón por la cual el automovilismo, con sus extremas condiciones, juega un papel tan vital para nosotros. Con su pasión permanente por las carreras y la competición, es bastante evidente que los intereses de nuestra empresa y Christopher se cruzan directamente entre sí ".

NGK SPARK PLUG le desea a Christopher Campbell lo mejor en la próxima temporada del Campeonato de Francia GT4.

 

Sobre NGK

A nivel mundial: NGK Spark Plug es uno de los principales proveedores de cerámica ténica  para la automoción, con sede corporativa en Nagoya, Japón, y sucursales e instalaciones de producción por todo el mundo. En automoción la compañía se especializa en las áreas de encendido y sensores, suministrando a equipos originales y clientes de la posventa en todo el mundo. Su portfolio  para el mercado de accesorios está compuesta por bujías, calentadores, bobinas y cables de encendido  bajo la marca NGK Ignition Parts, mientras que las sondas lambda y sensores de temperatura, sensores NOx, caudalímetros (MAF), sensores de presión absoluta de gas de escape (MAP) y sensores de posición y revoluciones operan bajo la marca NTK Vehicle Electronics. Con más de 16.000 empleados, las actividades de la compañía y la división de cerámica tecnológica para la automoción generan una facturación anual total de alrededor de 3,5 billones de euros en todo el mundo.

Las ventas de NGK SPARK PLUG en EMEA (incluidas sus filiales de la UE, el Reino Unido, Francia y Eurasia) representan el 26,1% de esta facturación global. NGK SPARK PLUG está presente en todos los continentes y cuenta con 41 empresas del grupo, 24 plantas de producción y 4 centros técnicos.

Aftermarket EMEA: NGK Spark Plug ha experimentado un crecimiento significativo en el Aftermarket desde que amplió su ámbito de actuación más allá del mercado de componentes para motocicleta, entrando de pleno en la industria de la automoción en la década de los 1970s. Con un claro compromiso por la calidad, la tecnología y la investigación y desarrollo, la compañía se ha convertido en número uno a nivel mundial en bujías y sondas lambda, liderando también el suministro de calentadores, bobinas de encendido y cables, además de ofrecer la última tecnología en sensores. Desde el punto de vista organizativo, la sede regional de NGK Spark Plug en Ratingen, Alemania, sirve al mercado del Aftermarket en Europa, Medio Oriente y África. En la región EMEA la empresa cuenta con diez sucursales y más de 1.000 empleados, además de dos plantas de producción en Francia y Sudáfrica y un centro técnico en Alemania

Slashes Nuestro blog