spanner Buscador de piezas
chevron-down

BUJÍAS IRIDIUM IX: POTENCIANDO MOTORES ESPECIALES CON UNA GAMA SUPERIOR DE METAL PRECIOSO

Desde sus inicios en platino, las bujías de metal precioso han existido durante más de 30 años. Los electrodos de iridio altamente avanzados de hoy en día ofrecen la combinación óptima de rendimiento de chispa y larga vida útil. El especialista líder mundial en encendido y sensores NGK SPARK PLUG explica cómo su gama Iridium IX ha dado otro salto cualitativo en la tecnología de bujías para una gama de motores.

Los motociclistas, los conductores de automóviles clásicos y los propietarios de embarcaciones pueden favorecer diferentes formas de transporte, pero todos quieren el mismo arranque fiable y miles de kilómetros de viaje sin problemas. Ese fue el concepto detrás de la introducción de la gama Iridium IX de NGK SPARK PLUG: hacer que la mejora de la bujía con tecnología moderna de Iridium de mayor rendimiento esté disponible para el mundo del recambio, incluidas motocicletas y automóviles antiguos que no tenían la tecnología Iridium instalada de fábrica, porque no existía en el momento.

Potencia para 2 ruedas

Al descubrir la demanda de mejora del sector de las 2 ruedas, la compañía lanzó inicialmente su tecnología Iridium IX en 2003, especialmente para motocicletas.

El objetivo, explica Kai Wilschrei, Gerente Senior de Servicios Técnicos de Aftermarket EMEA en NGK SPARK PLUG EUROPE, era ayudar a los pilotos a lograr un rendimiento significativamente mejor de sus motocicletas, ya fuese en la carretera o en el circuito. “Las motocicletas a menudo están equipadas con bujías estándar de níquel como equipo original. Pero la extrema resistencia y durabilidad del iridio ofrece el potencial para mejorar la fiabilidad y el rendimiento del encendido. Con Iridium IX, abreviatura de "Iridium IXtreme", pudimos proporcionar a los conductores una mejor ignición que duró incluso más que el platino. También podrían disfrutar de una experiencia de conducción más suave y económica”.

Para crear la nueva tecnología, los ingenieros de NGK SPARK PLUG diseñaron una punta de aleación de iridio ultra fina de 0,6 mm de diámetro, soldada con láser en el electrodo central. Juntos, el electrodo central de iridio más delgado y el electrodo de masa de corte cónico mantuvieron bajo el voltaje de encendido requerido,  necesitando menos tensión en la bobina de encendido, mientras generaban una chispa potente. Además, la distancia constante mantenida entre los resistentes electrodos evitó fallos de encendido. "También diseñamos un espacio anular anti incrustante para hacer que el hollín sea cosa del pasado", continúa Wilschrei. "Esto hizo que el arranque en frío no tuviera problemas y ofreció el mejor rendimiento en tráfico urbano con continuas paradas y arranques, donde las motocicletas deben sobresalir".

Un efecto secundario y positivo del material innovador fue el impacto de Iridium en la vida útil de la bujía. El experto agrega: "El iridio es uno de los metales más duraderos del mundo: alrededor de seis veces más duro que el platino. Sumado a su punto de fusión muy alto de 2,450°C, es extremadamente resistente a la erosión por chispa. Como resultado, la vida útil de los electrodos de iridio en nuestras bujías IX es significativamente más larga en comparación con los electrodos de las bujías de níquel convencionales. Vale la pena la inversión para cualquier propietario cuya motocicleta no esté equipada con bujías de iridio originales”.

Lo que dijeron los pilotos

Cuando se lanzaron por primera vez las bujías NGK Iridium IX, más de 230 conductores de motocicletas modernas y clásicas las probaron. Aquí están algunos de sus comentarios:

● "La bujía Iridium ha optimizado la suavidad de funcionamiento de mi monocilindrico". Rico

● “Después de cinco repostajes, la bujía ya se ha pagado por sí misma. El consumo de combustible se ha reducido a menos de cinco litros por cada 100 km ". Kirsten

● “ La bujía Iridium cambia significativamente el comportamiento de conducción y respuesta. Lo que más me gusta es que la potencia aparece aproximadamente 1,000 rpm antes, lo cual es muy útil después de tomar una curva ". Andre

● “Ha habido una clara diferencia con las bujías normales, especialmente en invierno. El comportamiento de arranque fue claramente mejor e incluso con un motor frío su suavidad fue notable ”. Othmar

Conocimiento tecnológico

La instalación de las bujías Iridium IX ofrece a los clientes finales una serie de ventajas:

Encendido mejorado: la punta de iridio de 0.6 mm de diámetro concentra la energía eléctrica alrededor del electrodo central, produciendo un encendido más eficiente de la mezcla aire-combustible.

Arranque más rápido; funcionamiento más silencioso: la alta inflamabilidad significa que el motor arranca rápidamente y funciona sin problemas, incluso en mañanas frías y húmedas. Las emisiones de hidrocarburos también se redujeron.

Mejor consumo de combustible: una mezcla más inflamable alcanza la chispa, lo que aumenta la eficiencia de la combustión y reduce el uso de combustible (en la prueba de 2 ruedas: 5,64 litros usados ​​/ 100 km con bujia estándar de electrodo de 2,5 mm, frente a 5,55 litros usados ​​/ 100 km con Iridium IX).

Vida útil más larga: el alto punto de fusión significa que el electrodo central de iridio dura más que los electrodos estándar de niquel.

Menos fallos: las bujías estándar se erosionan gradualmente, aumentando la distancia entre los electrodos, afectando la calidad del encendido, sobretensionando la bobina y causando fallos de encendido. La distancia constante del electrodo Iridium IX evita estos problemas.

Sin acumulación de carbonilla: el espacio anular especial evita los depósitos de partículas de carbonilla que pueden bloquear el voltaje de encendido: especialmente beneficioso en el tráfico urbano.

Aplicando iridio a vehicuos clásicos

Los beneficios de Iridium IX no se limitan a las 2 ruedas. NGK SPARK PLUG pronto expandió la tecnología para poner más potencia bajo el capó de los coches clásicos también.

"Iridium IX ofrece una excelente oportunidad de mejora para automóviles más antiguos y algunos más jóvenes", afirma Kai Wilschrei. "Instalarlas como bujías de repuesto garantiza a los conductores de automóviles antiguos un encendido por primera vez fiable, sin fallos y con la vida útil más larga posible, sin acumulación de carbonilla".

El propio Wilschrei posee un Audi 90 vintage construido en 1985, así como un viejo scooter. "Lo primero que hice después de comprar el automóvil fue reemplazar las bujías por unas mejoradas Iridium IX", confirma. “Ahora el auto es mucho más silencioso cuando el motor está a ralentí. El arranque es mucho mejor. ¡Lo mismo vale para mi Vespa!!!!

Más vida en las olas.

.El efecto Iridium IX también se puede disfrutar en el agua. Las bujías de alta tecnología ofrecen a los talleres y propietarios de embarcaciones una forma sencilla de aumentar el rendimiento de casi todos los motores náuticos. “Debido a que el diseño del electrodo de las bujías Iridium IX reduce el voltaje necesario para una chispa potente y extiende la vida útil de la bujía, son ideales para usar en el mar o en lagos. Los motores de las barcas arrancan más fácilmente, funcionan mejor y aceleran más suavemente”, aconseja el experto.

Las ventajas no son solo para viajes de alta velocidad. Las bujías Iridium IX también mejoran la respuesta al ritmo más lento de las embarcaciones estrechas de canal, en las llanuras aluviales y en los puertos o puertos deportivos. Esto se debe a que el espacio anular anti incrustante evita los depósitos de hollín que a menudo se acumulan en las bujias de níquel a bajas velocidades.

"Las bujías de NGK Iridium IX ofrecen un rendimiento, eficiencia y fiabilidad de primera clase para motocicletas, autos clásicos y embarcaciones, ya sea en deportes de motor o en viajes diarios", concluye Kai Wilschrei. "¡Todos deberían hacer el cambio!”

Slashes Notas de prensa